La cueva de Gorham es uno de los numerosos sitios de cuevas en el Peñón de Gibraltar que fueron ocupados por los neandertales desde hace unos 45.000 años hasta quizás tan recientemente como hace 28.000 años. La cueva de Gorham es uno de los últimos sitios que sabemos que fueron ocupados por neandertales: después de eso, los humanos anatómicamente modernos (nuestros antepasados ​​directos) fueron los únicos homínidos que caminaban sobre la tierra.

La cueva se encuentra a los pies del promontorio de Gibraltar y se abre directamente al Mediterráneo. Es uno de un complejo de cuatro cuevas, todas ocupadas cuando el nivel del mar era mucho más bajo.

Ocupación humana

Del total de 18 metros (60 pies) de depósito arqueológico en la cueva, los 2 m superiores (6,5 pies) incluyen ocupaciones fenicias, cartaginesas y neolíticas. Los restantes 16 m (52,5 pies) incluyen dos depósitos del Paleolítico Superior , identificados como Solutreano y Magdaleniense. Por debajo de eso, y se informa que están separados por cinco mil años, hay un nivel de artefactos musterianos que representan una ocupación neandertal entre hace 30,000-38,000 años calendario (cal BP); debajo hay una ocupación anterior que data de hace unos 47.000 años.

  • Fónico de nivel I (siglos VIII-III a.C.)
  • Neolítico Nivel II
  • Nivel IIIa Paleolítico superior Magdaleniense 12,640-10,800 RCYBP
  • Nivel IIIb Paleolítico superior Solutreano 18.440-16.420 RCYBP
  • Neandertal del Paleolítico Medio Nivel IV 32,560-23,780 RCYBP (38,50-30,500 cal BP)
  • Nivel IV Basal Musteriano, 47,410-44,090 RCYBP

Artefactos Musterianos

Los 294 artefactos de piedra del Nivel IV (de 25 a 46 centímetros [9 a 18 pulgadas] de espesor) son exclusivamente de tecnología Musteriana , hechos de una variedad de pedernales, sílex y cuarcitas. Esas materias primas se encuentran en depósitos de fósiles en la playa cerca de la cueva y en vetas de sílex dentro de la cueva misma. Los talladores utilizaron métodos de reducción discoidal y de Levallois, identificados por siete núcleos discoidales y tres núcleos de Levallois.

En contraste, el Nivel III (con un espesor promedio de 60 cm [23 pulgadas]) incluye artefactos que son exclusivamente de naturaleza Paleolítica Superior, aunque producidos con la misma gama de materias primas.

Se colocó una pila de hogares superpuestos fechados en el Musteriano donde un techo alto permitía la ventilación del humo, ubicado lo suficientemente cerca de la entrada para que penetre la luz natural.

Evidencia de los comportamientos humanos modernos

Las fechas de la cueva de Gorham son controvertidamente jóvenes, y un tema secundario importante es la evidencia de los comportamientos humanos modernos. Excavaciones recientes en la cueva de Gorham (Finlayson et al. 2012) identificaron córvidos (cuervos) en los niveles neandertales de la cueva. También se han encontrado córvidos en otros sitios neandertales, y se cree que fueron recolectados por sus plumas, que pueden haber sido utilizadas como decoración personal .

Además, en 2014, el grupo de Finlayson (Rodríguez-Vidal et al.) Informó que habían descubierto un grabado en la parte posterior de la cueva y en la base del Nivel 4. Este panel cubre un área de ~ 300 centímetros cuadrados y consta de ocho líneas profundamente grabadas en un patrón con marca de almohadilla. Las marcas de almohadilla se conocen de contextos del Paleolítico Medio mucho más antiguos en Sudáfrica y Eurasia, como la Cueva Blombos .

Clima en Gorham’s Cave

En el momento de la ocupación neandertal de la cueva de Gorham, desde las etapas de isótopos marinos 3 y 2 antes del último máximo glacial (24.000-18.000 años AP), el nivel del mar en el Mediterráneo era considerablemente más bajo de lo que es hoy, la precipitación anual fue de unos 500 milímetros (15 pulgadas) más bajas y las temperaturas promediaron entre 6 y 13 grados centígrados más bajas.

Las plantas en la madera carbonizada del Nivel IV están dominadas por el pino costero (principalmente Pinus pinea-pinaster), al igual que el Nivel III. Otras plantas representadas por el polen en el conjunto de coprolitos incluyen enebro, olivo y roble.

Huesos de animales

Los grandes conjuntos de mamíferos terrestres y marinos en la cueva incluyen ciervo rojo ( Cervus elaphus ), íbice español ( Capra pyrenaica ), caballo ( Equus caballus ) y foca monje ( Monachus monachus ), todos los cuales muestran marcas de corte, roturas y desarticulaciones que indican que estaban consumado. Los conjuntos de fauna entre los niveles 3 y 4 son esencialmente los mismos, y la herpetofauna (tortuga, sapo, ranas, galápagos, lagartijas y lagartos) y aves (petrel, gran auk, pardela, somormujos, pato, focha) muestran que la región fuera de la La cueva era suave y relativamente húmeda, con veranos templados e inviernos algo más duros que los que se ven hoy.

Arqueología

La ocupación neandertal en Gorham’s Cave fue descubierta en 1907 y excavada en la década de 1950 por John Waechter, y nuevamente en la década de 1990 por Pettitt, Bailey, Zilhao y Stringer. Las excavaciones sistemáticas del interior de la cueva comenzaron en 1997, bajo la dirección de Clive Finlayson y sus colegas en el Museo de Gibraltar.

Fuentes

Blain HA, Gleed-Owen CP, López-García JM, Carrión JS, Jennings R, Finlayson G, Finlayson C y Giles-Pacheco F. 2013.  Condiciones climáticas de los últimos neandertales: registro de herpetofauna de la cueva de Gorham, Gibraltar.  Revista de evolución humana  64 (4): 289-299.

Carrión JS, Finlayson C, Fernández S, Finlayson G, Allué E, López-Sáez JA, López-García P, Gil-Romera G, Bailey G y González-Sampériz P. 2008.  Un reservorio costero de biodiversidad para humanos del Pleistoceno superior poblaciones: investigaciones paleoecológicas en Gorham’s Cave (Gibraltar) en el contexto de la Península Ibérica . Reseñas de ciencias cuaternarias  27 (23–24): 2118-2135.

Finlayson C, Brown K, Blasco R, Rosell J, Negro JJ, Bortolotti GR, Finlayson G, Sánchez Marco A, Giles Pacheco F, Rodríguez Vidal J et al. 2012.  Birds of a Feather: Explotación neandertal de rapaces y córvidos.  PLoS ONE  7 (9): e45927.

Finlayson C, Fa DA, Jiménez Espejo F, Carrión JS, Finlayson G, Giles Pacheco F, Rodríguez Vidal J, Stringer C y Martínez Ruiz F. 2008.  Gorham’s Cave, Gibraltar: The persistence of a neanderthal.  Cuaternario Internacional  181 (1): 64-71.

Finlayson C, Giles Pacheco F, Rodriguez-Vida J, Fa DA, Gutierrez López JM, Santiago Pérez A, Finlayson G, Allue E, Baena Preysler J, Cáceres I et al. 2006.  Supervivencia tardía de los neandertales en el extremo más meridional de Europa.  Nature  443: 850-853.

Finlayson G, Finlayson C, Giles Pacheco F, Rodriguez Vidal J, Carrión JS y Recio Espejo JM. 2008.  Cuevas como archivos de cambios ecológicos y climáticos en el Pleistoceno: el caso de la cueva de Gorham, Gibraltar.  Quaternary International  181 (1): 55-63.

López-García JM, Cuenca-Bescós G, Finlayson C, Brown K y Pacheco FG. 2011.  Proxies paleoambientales y paleoclimáticos de la secuencia de pequeños mamíferos de la cueva de Gorham, Gibraltar, sur de Iberia.  Cuaternario Internacional  243 (1): 137-142.

Pacheco FG, Giles Guzmán FJ, Gutiérrez López JM, Pérez AS, Finlayson C, Rodríguez Vidal J, Finlayson G y Fa DA. 2012.  Las herramientas de los últimos neandertales: Caracterización morfotécnica de la industria lítica en el nivel IV de la Cueva de Gorham, Gibraltar . Cuaternario Internacional  247 (0): 151-161.

Rodríguez-Vidal J, d’Errico F, Pacheco FG, Blasco R, Rosell J, Jennings RP, Queffelec A, Finlayson G, Fa DA, Gutierrez López JM et al. 2014. Un grabado rupestre realizado por neandertales en Gibraltar. Proceedings of the National Academy of Sciences  Early Edition. doi: 10.1073 / pnas.1411529111

Stringer CB, Finlayson JC, Barton RNE, Fernández-Jalvo Y, Cáceres I, Sabin RC, Rhodes EJ, Currant AP, Rodríguez-Vidal J, Pacheco FG et al. 2008. Actas de la Academia Nacional Neandertal de explotación de mamíferos marinos en Gibraltar. Actas de la Academia Nacional de Ciencias  105 (38): 14319-14324.