¡Ay, los lindos gatitos, tan adorables y desesperantes a la vez!

Lo cierto es que a pesar de ser unas de las mascotas más populares, los gatos han tenido desde siempre una reputación de ser egocéntricos, distantes y egoístas, especialmente cuando se les compara con «el mejor amigo del hombre«, el perro.

¿Pero está justificada su mala reputación?

El problema, afirman, es que los gatos nunca fueron completamente domesticados desde que empezaron a convivir con el ser humano hace al menos 9.000 años.

¿Semi-domesticados?

Para llegar a esa conclusión, Wesley Warren, de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, llevó a cabo hace dos años el mayor estudio genético sobre los gastos domésticos, incluido el gato abisinio, y comparó las diferencias entre el ADN de los gatos domésticos y los gatos salvajes.

Y el estudio concluyó que los genes de los gatos salvajes no difieren tanto de los de los gatos domésticos como los genes del perro con el lobo (el antepasado del perro).

Pero, en el caso de los gatos, las primeras sociedades agrícolas simplemente toleraron su presencia porque eran buenos cazadores de ratones, sin exigirles nada más.

  • ¿Por qué los gatos son tan quisquillosos para comer mientras que los perros comen casi de todo?

En el proceso de domesticación de los perros, se les enseñó a ser sociables, leales y obedientes, algo que nunca se enseñó realmente a los gatos.

El profesor Dennis C. Turner, director del Instituto de Etología Aplicada y Psicología Animal de Suiza y autor de «El gato doméstico, biología de su comportamiento», asegura que los gatos fueron útiles para cazar ratas y ratones que abundaban en granjas y graneros en los primeros asentamientos agrícolas de hace miles de años.

Turner explica que, dado que los humanos vieron que esto era útil para ellos, «empezaron a darles comida extra, por ejemplo, leche en platos pequeños». Pero poco más.

Pero hay expertos que discrepan con el término «semi-domesticado».

Selección reciente

Otra razón que explica el aparente «egoísmo» de los gatos, según Turner, es que en el caso de los perros o los caballos, los humanos facilitaron la reproducción de determinadas razas que tenían rasgos que los hacían más afines al hombre.

Sin embargo, la selección de las razas de gatos es mucho más reciente: mientras muchas razas de perro, caballo o ganado tienen más de 500 años, las razas más modernas de gatos han aparecido hace como mucho 200 años.