No hay forma de escapar de ellos los alimentos demasiado dulces lleno de grasas malas y ricos en energía están en todas partes desde hace décadas estos modernos hábitos alimenticios le causan problemas a nuestro cuerpo pero qué hay del cerebro perjudica una mala alimentación también nuestra salud mental nuestro estado de ánimo y nuestra capacidad cerebral y sabemos que la comida chatarra engorda pero también puede atrofiar el cerebro entretanto también los investigadores del cerebro estudian las consecuencias de nuestros hábitos alimenticios

una alimentación alta en grasas y rica en azúcar produce cambios a largo plazo en ciertas zonas del cerebro esta ciencia aún joven revela una nueva faceta de nuestra alimentación

con un aumento en la ingesta de grasas y azúcar el cerebro se reprograma por lo tanto lo que pasa por nuestra cabeza también depende del contenido de nuestro plato

todo comienza con las primeras comidas antes del nacimiento el cerebro se desarrolla durante el embarazo su posterior rendimiento depende de la forma en que se alimente de lo que ha comido la madre durante los nueve meses

hace tiempo que se conocen las consecuencias de una mala alimentación para la salud del feto

en la actualidad en australia los científicos se ocupan también de los efectos de la alimentación en las funciones cerebrales feliz y acá es profesora en la universidad de melbourne estudió el comportamiento de miles de niños después de haber observado los hábitos alimentarios de sus madres en un amplio estudio de 23.000 mujeres embarazadas y seguimos de cerca que comida chatarra y alimentos procesados industrialmente

comían y qué alimentos saludables nutritivos y ricos en fibra luego examinamos la salud emocional de los niños de 18 meses a 5 años por supuesto también se tuvieron en cuenta factores como el nivel de formación los ingresos la salud mental de la madre y el estilo de la educación

el resultado fue evidente las madres que consumieron más comida chatarra y alimentos procesados industrialmente como refrescos dulces refrigerios salados pasteles y galletas durante el embarazo tuvieron hijos más propensos a la agresión y las rabietas

esta preocupante correlación sugiere que la alimentación de la madre afecta a la salud mental del niño esto aún no se ha probado a nivel biológico pero feliz de acá ya está convencida de ello este amplio estudio noruego mostró que la alimentación de los niños también es importante independientemente de lo que haya comido la madre los niños que comían demasiada comida chatarra y muy poca comida saludable a menudo mostraban un comportamiento furioso o agresivo pero también dolor miedo inquietud y pesadillas

desde entonces las conclusiones de felicia que han sido confirmadas por estudios en españa los países bajos y canadá

los investigadores de cerebro ven la causa en una ingesta excesiva de azúcar y grasas pero también en una alimentación desequilibrada los alimentos procesados industrialmente y la comida chatarra que a menudo carecen de nutrientes no proporcionan lo que necesita el cuerpo y especialmente las neuronas

en este laboratorio de la universidad de burdeos los científicos están investigando los efectos de la alimentación incompleta en el cerebro de ratones

este experimento se usa para medir las reacciones de miedo el animal tiene la opción de poder explorar la parte iluminada o esconderse en la sombra por lo general el ratón siempre se toma el tiempo para explorar el área iluminada

sin embargo este ratón tuvo que prescindir de los ácidos grasos omega 3 durante su desarrollo estas son las grasas buenas que se conocen principalmente por su influencia positiva en el corazón y las arterias en lugar de explorar sus alrededores el ratón se retira a un rincón oscuro que no abandona más

está estresado y asustado el experimento se repitió muchas veces con decenas de ratones para los investigadores este extraño comportamiento se explica fácilmente sin ácidos grasos omega 3 el cerebro no puede desarrollarse ni funcionar normalmente ya que nuestras células grises se componen de un 90% de grasa que el cerebro no puede producir por sí mismo en el cerebro se encuentran junto al tejido graso las mayores cantidades de ácidos grasos poliinsaturados estos ácidos grasos son indispensables y como el organismo no puede producirlos por sí mismo

tenemos que ingerir los con nuestra comida el pescado graso las entrañas los aceites vegetales las semillas y los frutos secos han sido desde hace mucho tiempo los que más aportan omega 3 a los seres humanos pero estos alimentos se han vuelto poco frecuentes en las cocinas de los países industrializados la cantidad de ácidos grasos omega 3 que llega al cerebro es clave para el desempeño de sus células pues a medida que las membranas absorben estos ácidos grasos mejoran sus propiedades eléctricas las neuronas que son ricas en ácidos grasos omega 3 transmiten la señal más rápido y la red es más eficaz

en el caso de deficiencia de ácidos grasos omega 3 el funcionamiento del cerebro puede verse afectado grandes sectores de la población muestran una deficiencia en ácidos grasos omega 3 por eso es importante asegurarse de una ingesta suficiente especialmente en ciertas etapas como durante el desarrollo cuando el cerebro necesita grandes cantidades de estos ácidos grasos esto también cuenta en la adolescencia porque en esta etapa los hábitos alimenticios cambian a menudo

también en la vejez cuando el cerebro absorbe menos los ácidos grasos omega 3 se debe aumentar la ingesta por eso para que el cerebro funcione a toda velocidad deben evitarse

especialmente las deficiencias en la alimentación pero se debe disponer de los nutrientes adecuados y la comida debe ser variada qué le sucede a las neuronas cuando la alimentación es pobre nutrientes y sobre todo consiste siempre en lo mismo el hámster europeo que estuvo extendido

durante mucho tiempo aquí en las tierras bajas de alsacia se enfrenta exactamente a este problema reflejan eso desde los años 60 hemos observado una disminución en la población de hamsters que ahora está en peligro de extinción al mismo tiempo el cultivo de maíz ha aumentado cada vez más carolina ball se preguntaba si la caída de la población de hámsters podría deberse al repentino exceso de oferta de maíz

por ello en un experimento de laboratorio alimento a sus hamsters exclusivamente con este tipo de grano durante la temporada de apareamiento observamos trastornos de conducta en las hembras que se manifestaron en un alto nivel de agresividad y sensibilidad al ruido

pero sobre todo estas hembras se comían a sus crías el día de su nacimiento esto se observó en más del 80% de las hembras la mala alimentación es suficiente para convertir al hámster en un asesino de hijos la causa es la falta de una simple vitamina

sentamos este comportamiento inusual se debe a una falta de vitamina b3 porque después de haber enriquecido su dieta a base de maíz con esta vitamina mostraron un comportamiento normal comenzaron a amamantar a sus crías tan pronto como estuvieron bien adquiridas

el canibalismo de los hamsters es preocupante podría una alimentación poco equilibrada y deficiente llevar también al ser humano a un comportamiento agresivo y violento aps albert es doctor en psicología y asesor político del ministerio de justicia su área de especialización alimentación y delincuencia está convencido de que enriquecer la alimentación con vitaminas ácidos grasos y minerales puede reducir la agresividad esta hipótesis es difícil de verificar en la vida normal porque nuestro comportamiento y nuestros impulsos están determinados por numerosos factores y circunstancias las cárceles parecen ser

un entorno casi ideal para la investigación de la alimentación porque allí no intervienen numerosos parámetros hicimos un estudio aquí en los países bajos con jóvenes prisioneros en ocho partes diferentes después de enriquecer su alimentación con vitaminas minerales y ácidos grasos por tres meses examinamos los efectos en su comportamiento tengo dos métodos diferentes de medición primero se les preguntó a los reclusos y el personal qué tan agresivo se sentían y qué tan agresivo se comportaban luego estudiamos el registro de incidentes por los cuales los prisioneros fueron castigados y resultó que el número de casos de castigo en celdas de aislamiento se había reducido drásticamente

en el grupo de presos cuyas comidas fueron enriquecidas el número de incidentes disminuyó en un tercio así es que nuestra comida cambia nuestro estado de ánimo y refuerza ciertos impulsos pero puede la alimentación influir también en las decisiones que creemos tomar libremente

bueno cuando se les pregunta a las personas si creen que la alimentación y lo que comen tiene un impacto en su salud la mayoría responde que sí cuando se les pregunta si pueden imaginar que la dieta también puede influir en sus pensamientos y decisiones muchas personas no pueden imaginarlo pero lo

tenéis que forster pero eso es exactamente lo que ha demostrado por primera vez soy un parte del instituto de psicología de la universidad de lübeck sus estudios han revelado el mecanismo por el cual la alimentación puede influenciar nuestros pensamientos con este fin la investigadora desarrolló un experimento muy original imaginemos el siguiente dilema el dinero sobre la mesa debe dividirse en dos cantidades pero en su compañero de juego un desconocido quien decide esta división

te daré doce euros y me quedaré el resto si acepta esta oferta injusta obtendrá algo de dinero pero mucho menos que él si la rechaza ambos se van con las manos vacías que elegiría acepta la oferta y toma los dos euros aunque se sienta engañado o la rechaza y se va con las manos vacías pero con la frente bien alta sorprendentemente que tome el dinero o no depende de lo que haya comido antes

en dicho estudio en este estudio examinamos 24 sujetos que vinieron al laboratorio dos veces y tomaron desayunos diferentes y lo que descubrimos es que la misma persona jharkhand tomó decisiones muy distintas dependiendo de lo que comió esa mañana

para los sujetos de la prueba ambos desayunos se ven iguales pero en realidad uno contiene muchas más proteínas que el otro el único parámetro que cambia es la proporción de proteínas y azúcar unas pocas horas después de la comida el sujeto de prueba debe realizar varias pruebas en el ordenador hoy tiende a aceptar la oferta su interés personal pesa más que su disgusto será un poco más rico al final del día la semana anterior la había rechazado a menudo y casi no gano nada

y los sujetos tenían más proteínas en sus desayunos esta mañana también fueron más tolerantes ante una oferta injusta si tenían más carbohidratos en el desayuno y eran más sensibles a las ofertas injustas si el contenido de proteína es bajo los sujetos de prueba rechazan las ofertas injustas en promedio dos veces más pero como se puede explicar este sorprendente resultado en busca de evidencia biológica para su observación los científicos realizaron análisis de sangre

enviaremos la sangre directamente al laboratorio y luego la analizarán en busca de componentes hormonales y aminoácidos especialmente las hormonas insulina cortisol adrenalina acth así en el caso de los aminoácidos especialmente triptófano y tirosina la sustancia más importante en esta lista es la tirosina este aminoácido es la sustancia precursora de la biosíntesis de una proteína que es fundamental para las funciones cerebrales la dopamina

este neurotransmisor garantiza la comunicación entre las neuronas responsables de la motivación y la disposición a correr riesgos los resultados del análisis de sangre muestran que los sujetos cuya sangre contiene más tirosina tienen más probabilidades de aceptar la oferta injusta en pocas horas lo que comemos provoca un ligero cambio en la química de nuestro cerebro y también en la comunicación

entre las neuronas esto es suficiente para influir en ciertas decisiones en el instituto de psicología del juve continuarán los experimentos a fin de confirmar este resultado ya que los posibles efectos son amplios si tenemos en cuenta que comemos tres veces al día

y eso todos los días el poder que tiene la alimentación para cambiarnos o formarnos es enorme y eso definitivamente debería darnos algo en qué pensar cuando se trata de cómo podemos usar la alimentación para favorecer nuestro bienestar u optimizar nuestra mente una alimentación incompleta no solo produce un cambio en la función y el comportamiento del cerebro e influye en nuestras decisiones cotidianas cada vez

es más evidente que la alimentación juega un papel vital en nuestro estado de ánimo pero qué pasa con la comida chatarra rica en azúcar y grasas malas qué pasaría si no ingiriera mos nada más que eso científicos australianos de la universidad de sydney se ocupan de esta cuestión

margaret morris dirige el único laboratorio en el mundo donde las ratas se alimentan con los alimentos producidos industrialmente que se pueden encontrar en supermercados o cadenas de comida rápida barata

para nuestro experimento damos de comer a las ratas alimentos habituales como paté de carne papas fritas pasteles y galletas todos estos alimentos están disponibles en todas partes y son baratos de esta manera simulamos la alimentación del mundo occidental

la primera consecuencia de esta alimentación la rata come porciones el doble de grandes el animal nunca parece estar satisfecho

sin embargo esa no es la mayor sorpresa unidad estamos particularmente interesados en los efectos de esta alimentación en la memoria de los animales los medimos con la ayuda de una conocida prueba de comportamiento de reconocimiento de objetos

para esta prueba la investigadora coloca algunos objetos en la jaula de una rata la rata inmediatamente comienza a inspeccionarlos porque los roedores son muy curiosos por naturaleza una vez que el animal ha explorado todo y ha memorizado su entorno se aparta momentáneamente movemos un objeto y volvemos a colocar a la rata en la jaula

cuando regrese a la rata pasa más tiempo examinando el objeto movido porque el otro objeto ya lo conoce está en su memoria sin embargo las ratas sobrealimentadas muestran un comportamiento diferente y los animales que reciben alimentos muy ricos en grasas o azucarados o ambos reconocen el objeto movido con menos frecuencia

a diferencia de las ratas sanas dedican aproximadamente la misma cantidad de tiempo a examinar a ambos objetos esto indica un daño en la memoria espacial las ratas sobrealimentadas no solo tienen una memoria espacial dañada sino también otros trastornos funcionales que son una señal de alarma para los científicos estos indican cambios en el hipocampo una pequeña región profunda del cerebro responsable del aprendizaje y la consolidación de los recuerdos

estudios recientes muestran que los alimentos energéticos también dañan el hipocampo humano y observamos por ejemplo que la calidad de los alimentos afecta al tamaño del hipocampo y también al volumen de materia gris y blanca los primeros estudios de intervención muestran que una alimentación de cuatro días con comida chatarra es suficiente para deteriorar las funciones cognitivas relacionadas con el hipocampo ahora margaret morris está tratando de averiguar cómo los alimentos energéticos dañan el cerebro de sus ratas y reducen su rendimiento

tiene una hipótesis el consumo excesivo de grasa y azúcar desencadena una reacción inflamatoria que se propaga a las neuronas esta alimentación provoca una reacción inflamatoria en todo el cuerpo sabemos esto de personas obesas pero en este caso la reacción parece muy aguda pudimos observar un aumento de citocinas y otros agentes inflamatorios una alimentación demasiado abundante desequilibra el sistema inmunitario este se defiende y desencadena una

reacción inflamatoria especialmente en el tejido adiposo nuestra grasa luego libera sustancias que extienden esta inflamación a todo el cuerpo hasta ahora se supone que las neuronas están libres de este fenómeno porque están protegidas por la llamada barrera hematoencefálica esta membrana rodea los vasos sanguíneos

y normalmente protege el cerebro creemos que esta inflamación creciente podría extenderse desde el cuerpo hasta el cerebro esto podría deberse a que la alimentación daña y hace permeable la barrera hematoencefálica que de otro modo protege al cerebro de las sustancias proinflamatorias de modo que estas sustancias se introducen en el cerebro de esta manera la inflamación penetra en las meninges y allí causa un fenómeno particularmente sorprendente en su laboratorio sophie layé demostró recientemente que ciertas células inmunes en el cerebro de

sus ratones sobrealimentados las células microgliales comienzan a comerse las neuronas estas células microgliales en el cerebro son importantes porque comen neuronas muertas sin embargo si se descontrolan debido una alimentación desequilibrada también comienzan a comerse a las neuronas vivas y esto adquiere proporciones extremas contribuye de manera decisiva a la destrucción de las redes neuronales y de las neuronas funcionales que en realidad están sanas esta reacción de las células

microgliales pudo filmar se in vitro las imágenes muestran la energía con la que trabajan los rojos son fragmentos de las neuronas que se comen en el caso de un ratón obeso su actividad aumenta frenéticamente ahora se sospecha que este fenómeno perjudica significativamente la función cerebral y pensando llevamos 30 años diciéndoles a las personas no coman estos alimentos podrían sufrir un ataque cardíaco cáncer

o diabetes pero el comportamiento alimentario se ha mantenido igual si los consumidores ahora se enteran de que su alimentación es muy importante para la salud de su cerebro y la de sus hijos es de esperar que estén más dispuestos a cambiar sus hábitos alimenticios sí microscopio mini pipeta y un dispositivo de registro altamente sensible xavier fieramente y posee todas las condiciones técnicas para medir la actividad eléctrica de una sola neurona el principio es simple el corte cerebral

de un ratón se encuentra en un líquido que lo mantiene vivo el investigador acerca cuidadosamente su electrodo es una tarea particularmente difícil y ahora llevo la pipeta hacia el cerebro y la acercó a la neurona hasta que hay un contacto contacto y sí y ya está ahora mediremos la actividad eléctrica de las neuronas y las oscilaciones hacia arriba son potenciales de acción de esta manera las neuronas codifican su información

el tiempo que pasa entre cada oscilación representa el mensaje que envía la neurona momento no ahora aumentaremos la concentración de glucosa en el líquido veamos si esta célula reacción como puede observarse esta célula reaccionó al aumentar la actividad eléctrica el potencial de acción es más fuerte que antes de aumentar el contenido de glucosa estas señales de una sola célula sin embargo en el cerebro todas las neuronas están conectadas entre sí

los científicos suponen por tanto que la glucosa altera la actividad de todas las áreas del cerebro responsables de las sensaciones y el placer entonces el azúcar toma el control de nuestra libertad de elección hasta ahora es sólo una hipótesis por eso la adicción a la azúcar es ahora objeto de una intensa investigación en los laboratorios y cada vez es más evidente que la influencia del azúcar es semejante al poder de una droga seriamente fue uno de los primeros en probar esto con un experimento muy sencillo primero crío ratas con cocaína y azúcar después de varias semanas de esta doble dieta les presento a los animales una opción

gran sabor es aquí el animal puede elegir entre dos palancas una está conectada a una jeringa que contiene una droga líquida una droga dura como cocaína o heroína la otra palanca controla una segunda jeringa que contiene una bebida azucarada y se ve que el animal se decide por la bebida dulces las ratas eligen agua azucarada cuatro veces más a menudo que la droga aunque en el caso de la glucosa no hay riesgo de sobredosis se ve claramente que el deseo no puede reprimirse punset expert este experimento muestra que el azúcar tiene un potencial

adictivo más alto de lo que pensábamos anteriormente e incluso puede ser más adictivo que las drogas duras como cocaína y heroína en la actualidad nuestra nutrición es bastante desequilibrada porque el azúcar se encuentra en una gran cantidad de alimentos por supuesto esto incluye alimentos dulces como bebidas azucaradas pero también productos que no esperamos como jamón o sopa hay muchos más ejemplos de esto y el contenido de azúcar de tales alimentos contribuye a que las personas se vuelvan adictas sin darse cuenta aquí en el oregon research institute se

investiga el impacto de los alimentos azucarados en el cerebro humano por los experimentos muestran que el consumo habitual de alimentos altamente energéticos altera los circuitos neuronales de la misma manera que lo hace el consumo de drogas eric estáis ha incorporado al estudio a 100 estudiantes de los cuales la mitad comió helado regularmente todos los días mientras que la otra mitad nunca comió helado todos vinieron al laboratorio a tomar un batido en una máquina de resonancia magnética y de esta manera se les proporcionó a los investigadores una idea de su actividad cerebral le damos un batido de chocolate hoy y anotamos la actividad de su cerebro en

el momento en el que da un sorbo y justo antes de hacerlo de esta manera queremos descubrir más sobre las consecuencias neuronales del consumo de alimentos altamente energéticos con la ayuda de un tubo el sujeto de prueba puede beber el batido sin mover la cabeza y descubrimos que en el caso de las personas que nunca toman el lado el sistema de recompensa está muy activado mientras que en los sujetos de prueba que toman helado todos los días no

pudimos observar prácticamente ninguna activación esto demuestra que la ingesta regular de alimentos muy altos en calorías reduce significativamente el placer del consumidor el sistema de recompensa crea una sensación de placer reacciona de manera

particularmente intensa al consumo de azúcar sin embargo la ingesta excesiva de azúcar reduce su capacidad de respuesta haciendo que la misma dosis de azúcar sea menos placentera en algún momento con su experimento eric steig se descubrió otro efecto que es más sutil y quizás incluso más peligroso al comer demasiado azúcar el cerebro es hipersensible las imágenes de alimentos mientras más helado coma menos se

activará su sistema de recompensa por otro lado reacciona mucho más intensamente a los estímulos que prometen un pronto consumo de helado como cuando pasa con el coche por una heladería o ve un comercial en la televisión responde a estos estímulos de manera mucho más intensa que las personas que nunca come en helados y eso incita a comer a pesar de no tener hambre lo que lleva a la obesidad y todos los problemas de salud que resultan de ella

esta influencia directa de los alimentos en nuestro cerebro cumple una función importante en la selección de nuestra comida diaria qué ocurre en el cerebro en el momento que elegimos un postre en lugar de un entremés o pescado en lugar de carne quién mueve realmente los hilos el laboratorio de carlos ribeiro está a la vanguardia en la investigación de nuestros hábitos alimenticios queremos encontrar todos los componentes todos los genes sustancias y neuronas que influyen en nuestro comportamiento alimentario para esto tenemos que observar efectos muy pequeños apenas perceptibles un animal muy simple la mosca le permite

ir por nuevos caminos y probar nuevas hipótesis para comprender el comportamiento de alimentación de la mosca carlos ribeiro ha desarrollado un dispositivo con el que puede seguir en detalle las decisiones del insecto si la mosca toca la comida podemos medirla aquí con este sensor este es el

mismo sensor que también detecta el tacto en la pantalla de tabletas o teléfonos inteligentes sólo que aquí no se toca la pantalla sino la comida de esta manera podemos ver exactamente si la mosca opta por proteínas o por azúcar pero también investigamos cómo comen en qué cantidades con qué rapidez y con qué frecuencia analizamos en detalle sus decisiones que son controladas por el cerebro con la ayuda de esta técnica ha

demostrado que la mala alimentación tiene una influencia decisiva en el comportamiento alimentario por supuesto las moscas que han sido privadas de proteínas elegirán alimentos ricos en proteínas sin embargo observando más de cerca descubrió que este no es siempre el caso a veces teníamos moscas que no mostraban un fuerte apetito por las proteínas quisimos encontrar la razón y

comprobamos que las moscas que no estaban interesadas en las proteínas tenían ciertas bacterias intestinales después de numerosos experimentos quedó claro que el apetito por las proteínas de las moscas fue inhibido por dos bacterias intestinales muy específicas estas dos bacterias tienen un gran impacto en sus decisiones alimentarias el comportamiento alimenticio de las moscas está influenciado por las bacterias en sus intestinos este sorprendente descubrimiento plantea

una pregunta importante las bacterias en nuestra propia flora intestinal conocida por los científicos como microbiota intestinal afectan también nuestro cerebro cumplen alguna función en nuestros hábitos alimenticios en la universidad de cork en irlanda jon cryer es pionero en el estudio de la microbiota intestinal logro demostrar que las bacterias intestinales también influyen en ciertos

comportamientos de los mamíferos si se toman las bacterias de ratones extremadamente miedosos y se las implanta en ratones normales también se vuelven miedosos esto también se aplica al revés con las bacterias de los ratones normales se puede normalizar el nivel de estrés de los ratones miedosos los científicos ven ahora la microbiota

como una especie de mediador entre la comida y nuestro cerebro el factor que más influye en la composición de nuestra flora intestinal es la alimentación

antes de la variedad de alimentos es crucial desde el nacimiento hasta la muerte determina la composición de nuestra flora intestinal andy recién estamos comenzando a comprender cuánto afecta a nuestra alimentación a la flora intestinal y por lo tanto a nuestro cerebro

el hecho de que nos sintamos bien depende entre otras cosas del bienestar de nuestra microbiota una alimentación que es buena para nuestro estado de ánimo es principalmente una que agrade a las bacterias de nuestro intestino a partir de este descubrimiento surgió la idea de mimar el cerebro con la ayuda de la alimentación y promover la salud mental y aquí los científicos están

particularmente impresionados por la famosa dieta mediterránea y la cocina mediterránea tradicional es muy rica en alimentos vegetales muchos tipos diferentes de lechuga y verduras de diferentes colores pero también frutas las legumbres es decir frijoles lentejas y garbanzos también son muy importantes y también hay frutos secos y granos pescado y por supuesto aceite de

oliva el aceite de oliva es una parte muy importante de la dieta mediterránea creemos que esta amplia diversidad también conduce a una gran variedad de bacterias en nuestros intestinos y esta diversidad de la flora intestinal a su vez garantiza una buena salud nueva el año pasado realizamos el primer estudio de 67 pacientes con depresión severa recibieron ayuda de un nutricionista durante tres meses al final los examinamos nuevamente y

descubrimos que su cambio de alimentación estaba acompañado de una mejora en la depresión cuanto más estrictamente siguieron la dieta mediterránea mejor se sintieron alimentación al servicio del cerebro esta idea se está imponiendo cada vez más los científicos ahora están siguiendo

todas las pistas las especies que se han utilizado en la medicina tradicional india durante siglos ahora se están investigando en los laboratorios debido a sus efectos positivos en la psique frutos rojos también despiertan grandes expectativas

los polifenoles que contienen son capaces de reactivar las neuronas dañadas entonces son los frutos rojos y las especias remedios milagrosos que mantienen nuestras neuronas siempre jóvenes aún es demasiado pronto para responder a esta pregunta la ciencia recién está comenzando a desentrañar los misterios de esta increíble conexión entre la alimentación y el cerebro el menú ideal para nuestras células grises aún se desconoce en gran parte sin embargo una dieta variada y equilibrada que no contenga alimentos procesados industrialmente y azúcares y que incluya muchas frutas y verduras parece ser la mejor receta para mantener nuestras capacidades mentales a mi abuela le gustaba decir eres lo que comes así que come bien y la ciencia comienza

a reconocer cuánta razón tenía podemos reducir la tasa de criminalidad previniendo las deficiencias en la alimentación es demasiado pronto para decir definitivamente que una alimentación saludable afecta a nuestro comportamiento cuantas más barritas de chocolate comemos mayor es la tentación así que comemos más alimentamos el monstruo que llevamos dentro lo mejor que pueden hacer es alimentar a sus hijos de manera saludable y que no se acostumbren esas porquerías acabo de decir porquería lo siento.