¿Sabía que más de 1.450 millones de personas visitan Facebook todos los días y pasan un promedio de 20 minutos interactuando con la plataforma? Esta es solo una de las muchas redes sociales que componen la escena actual, y cada red social tiene sus propias características únicas: Instagram, Twitter, Snapchat …Las redes sociales son canales esenciales en una estrategia digital completa. Además de mejorar nuestra conciencia de marca a través de canales, páginas e información personal, la publicidad social también nos permite llegar a cualquier lugar donde los usuarios pasen su tiempo libre, alcanzando un nivel de segmentación que era inimaginable hace unos años.

¿Por qué necesitamos crear anuncios sociales?

Porque te permiten llegar al público deseado. Hoy, la mayoría de los usuarios tienen un lugar en una o más plataformas de redes sociales. Esto permite que la «publicidad social» nos permita dirigirnos a diferentes audiencias potenciales. Además, la integridad de las opciones de posicionamiento puede ayudarnos a atraer con precisión a las personas que nos importan.

Porque puede influir en todas las etapas del embudo de conversión. No todos los usuarios tienen el mismo conocimiento de la marca, ni están todos listos para comprar. Por lo tanto, la mejor estrategia de publicidad digital reconoce la etapa del canal de conversión del usuario y ajusta su estrategia para guiarlo en su conversión final.

A través de todas sus opciones de orientación y optimización, la publicidad social nos facilita enfocar nuestras campañas en diferentes etapas. Una audiencia basada en datos demográficos, intereses y comportamientos («audiencia central») es la opción ideal para comenzar a atraer personas a nuestra marca. Audiencias similares («audiencias similares») nos permiten ampliar la influencia de personas similares a nuestros clientes. Finalmente, las audiencias personalizadas («audiencias personalizadas») nos permiten desarrollar estrategias de remarketing y completar ventas.

Porque puedes adaptarlos a tus objetivos. Actualmente, las plataformas de publicidad social ofrecen múltiples tipos de campañas y anuncios. Si desarrollamos una estrategia personalizada para la empresa, podremos aprovechar al máximo estas posibilidades para lograr diferentes objetivos comerciales: promocionar nuestra marca, aumentar el tráfico de red, generar clientes potenciales, obtener ventas o descargar aplicaciones …

Porque le proporcionan múltiples formatos de anuncios. Desde la colocación de anuncios de texto hace unos años, los anuncios sociales han evolucionado para proporcionar una combinación infinita de imágenes, videos y contenido interactivo. Las mejores campañas harán un uso completo de estos formatos para presentar creatividades originales que se adapten perfectamente a los nuevos hábitos de los usuarios (como navegar desde teléfonos móviles).

Porque puedes medir y controlar con precisión los resultados. Otra característica básica de las plataformas de publicidad social es la gran cantidad de datos que se pueden proporcionar a los profesionales de marketing. Con ellos, podemos analizar el rendimiento de cada anuncio en detalle y optimizar nuestras campañas en tiempo real para lograr los mejores resultados.